Historia del Año del Caballo de Madera (o Verde)

“A Celia, para que Kwan Yin le conceda todo lo que pida”


El año de la Serpiente de Agua (o Negra) va a finalizar el próximo día 30 de Enero del 2.014 para dar paso, el día 31 de Enero, al año del Caballo de Madera, (o Verde), que señalará el comienzo del “Año Nuevo del Calendario Agrario”, más conocido en China como el “Festival de la Primavera”, o “Año Nuevo Lunar”. Las celebraciones del año nuevo durarán diez días y empezarán en la segunda luna nueva después del Solsticio de Invierno con el Sol y la Luna en Acuario, es decir: el día equidistante entre las fechas que caigan 45 días después del Solsticio de Invierno y 45 días antes del Equinoccio de Primavera. Este año del Caballo de Madera (o Verde) va a durar doce meses y acabará el día 18 de Febrero del año 2.015.

El primer calendario chino que se conoce data del año 2.697 antes de Cristo, y según la tradición el primer rey chino era conocido como el Rey Amarillo. El próximo año 2.014 corresponde por lo tanto al año chino 4.712.

El Festival de la Primavera se conoce como el de Kwan Yin, la diosa de la Fertilidad (conocida como Kwannon en Japón), la Gran Madre de China. Kwan Yin, o Guan-Yin, es una divinidad que protege a las embarazadas así como la llegada a la tierra, segura y fácil, de los bebés en el momento de su nacimiento. Está considerada como la protectora de los niños y de las mujeres. El Festival empieza a celebrarse de acuerdo con el primer día del año nuevo chino y empezaría el día 31 de Enero del 2.014. Este festival está basado en una leyenda sobre esta diosa.


“Había una vez quinientos Angeles de la Guarda que se disfrazaron de monjes hambrientos y bajaron a la tierra. Fueron a visitar a Kwan Yin, la diosa de la Misericordia, para ponerla a prueba. Los monjes le pidieron algo de comer a la diosa y ella, sin dudarlo, les dió toda la comida que tenía. Los Angeles comieron la mayor parte de la comida y el resto se lo dieron a los pobres de la zona”.

A partir de entonces, en ese día en China y Japón, la gente celebra el festival de Kwan Yin, la diosa de la compasión, la curación, la misericordia, la fertilidad y el perdón. Ella encarna todo lo que es femenino en el universo; protege a los inocentes, especialmente a los niños, a las mujeres y a los animales. Trae consuelo a los moribundos y ayuda a las mujeres que desean tener hijos a traerlos al mundo. Se dice que la diosa se niega a volver al cielo hasta que todo el sufrimiento del mundo se haya acabado. A Kwan Yin se la representa como una mujer en pie flotando sobre una flor de loto o cabalgando sobre un Dragón o un Caballo. Tiene la cabeza cubierta y en su rostro hay una expresión de amor y compasión. En la mano sostiene un pequeño jarrón que contiene “amitra” (el rocío de la compasión) y se dice que tiene el poder de prolongar la vida, curar y purificar el cuerpo y la mente, cuando ella lo esparce en forma de rocío de la mañana sobre la humanidad.


La mayoría de las deidades chinas son adoradas en los templos, pero Kwan Yin es adorada también en los hogares de los creyentes. El Festival de la Primavera en honor a la diosa se celebra con ofrendas de incienso y visitas a sus santuarios. Los devotos colocan velas de color morado en sus altares junto con las peticiones de curación y protección escritas por los peregrinos en pedazos de papel de arroz.

Los símbolos de Kwan Yin son una flor de loto, té negro, el arroz y el arco iris. Kwan Yin es la más querida entre todas las diosas, puesto que ofrece simpatía, fertilidad, salud y una visión mágica a los ojos de sus adoradores. Su deber sagrado es aliviar el sufrimiento y fomentar la iluminación entre los seres humanos. En la mitología oriental, un arco iris llevó a Kwan Yin al cielo cuando todavía tenía forma humana. Su nombre significa “recogedora de sonidos “; es decir: ella oye los gritos y las oraciones del mundo.

Kwan Yin también es la diosa de la riqueza. Los chinos visitan sus templos para pedir lo que necesitan y la tradición dice que ella siempre escucha sus peticiones y se las ingeniará para prestarles lo que quieran en ese momento. Lo que se pida no es importante, pero es muy importante la voluntad con que es pedido. Los creyentes empezarán a llegar a los templos con sus peticiones a las once de la noche del próximo 30 de Enero del 2.014. Al final del año lunar, lo que ha sido prestado deberá ser devuelto. Los devotos volverán a visitar el templo y devolver lo que les fue prestado antes de que acabe el año del Caballo de Madera, es decir: el 18 de Febrero del año 2.015.

En la astrología china año del caballo se considera un año afortunado que trae muy buena suerte y también muchas cosas buenas en general a toda la humanidad. El Caballo tiene poderes sobrenaturales; es heroico, fuerte, e incluso puede volar. La diosa Kwan Yin está montada en una nube con forma de caballo volando por los cielos de China trayendo paz y prosperidad para todos sus habitantes. Las grandes batallas y las conquistas fueron ganadas gracias a los numerosos caballos domados para la ocasión; con ellos se conquistaron muchos pueblos y China se convirtió en el gran país que es actualmente.

El Caballo, junto con el Dragón era uno de los animales favoritos en China porque ofrecía transporte rápido y era primordial para ganar las guerras. Lo cual significa que el caballo es el símbolo de los viajes, de la competencia y de las victorias. Tanto el Dragón como el Caballo son animales de buena suerte para los chinos ya que creen que lo mejor para volar es subirse en un Dragón y para correr más deprisa que nadie en la tierra hay que montarse sobre un Caballo. Estos dos animales eran símbolos de alto rango tanto profesional como social y los usaban los nobles y los líderes políticos. La leyenda dice que un Caballo tiene casi la mitad de personalidad que un Dragón y viceversa, y que hubo un Caballo-Dragón hace más de 4.000 años que saltaba el río Amarillo de una orilla a otra. Un sabio llamado Fu Xi vió que este animal afortunado y especial, tenía el dibujo de un diagrama en el cuerpo y le inspiró a la hora de crear el I-Ching. Y desde entonces los chinos empezaron a prosperar. El Dragón-Caballo no es sólo un animal, sino que también se refiere a un espíritu que empuja a los demás a moverse con rapidez y a explotar su potencial, así como a mantener su liderazgo.


El Caballo es líder por naturaleza y le gusta la competición. La libertad para él es algo muy importante, además de la rapidez en sus movimientos. El Caballo solo descansa cuando está enfermo o agotado, pero mientras tanto no sólo está en contínuo movimiento, sino que empuja a los demás a ponerse en marcha. Esto significa que el año del Caballo de Madera (o Verde) ayudará a la gente a moverse deprisa y a cumplir con sus objetivos. El Caballo está conectado al calor y al fuego, puesto que su hora en el horóscopo chino es la una de la tarde, el máximo de calor del día. Este año del Caballo estará lleno de actividades sociales, de pasiones sentimentales, además de la consecución de los objetivos profesionales. Toda la calma y la paciencia del año de la Serpiente acabará en cuanto empiece el año del Caballo de Madera el próximo 31 de Enero del 2.014.

El Caballo es un animal muy inteligente; además de poseer un físico impresionante y ser muy brioso y temperamental, pero necesita ser domado para ser útil a los hombres. Sin un buen jinete que lo guíe el caballo seguiría siendo un animal salvaje e indomable.

El año del Caballo de Madera es un año de victorias muy rápidas, de muchas aventuras y de romances sorprendentes. Es un año magnífico para los viajes, cortos y largos, y sobre todo para explorar países o culturas lejanas y desconocidas. Tiene mucha energía que podrá usar de forma constructiva para conseguir sus objetivos tanto a nivel personal como profesional. Tendrá que tomar decisiones rápidas porque si reflexiona demasiado otros se apropiarán de sus logros. Es un año de rapidez en todos los sentidos, aunque si no se está muy seguro de alguna decisión lo mejor es no tomarla y dejarla pasar. Todo se moverá muy rápidamente en el año del Caballo de Madera, pero se correrá el riesgo de trotar por el camino equivocado si no encuentra un buen jinete, o no tiene unos planes muy bien definidos y realistas.


Los nacidos bajo la influencia del Caballo (tanto de Madera, como de Agua, como de Metal o de Tierra) son alegres por naturaleza, muy populares y también dados a la diversión. Les gustan las aventuras y explorar terrenos desconocidos. Los Caballos suelen conocer a gente tan emocionante como interesante, puesto que es fácil sentirse atraídos por ellos. Poseen un encanto natural que les hace irresistibles al sexo opuesto y les convierte en criaturas fascinantes a los ojos de los demás. Su intuición es grande y normalmente suelen dejarse guiar por ella. Aunque por su apariencia desenfadada no lo parezca, el Caballo es un animal con mucho sentido común, el cual, unido a su gran intuición, le permite tomar unas decisiones muy acertadas especialmente cuando se trata de ayudar a otras personas puesto que raramente se aplica esos consejos a sí mismo. En general el Caballo es un animal poseedor de muy buena suerte en la vida puesto que no necesita hacer demasiados esfuerzos para conseguir el éxito.

Al Caballo no le preocupa lo que puedan decir los demás. También necesita mucho espacio para moverse libremente. Si alguien coharta su libertad se rebela e incluso resulta muy difícil domarle porque siempre tenderá a querer librarse de las disciplinas establecidas por terceros. Los Caballos son francos y directos, y no soportan las medias verdades ni las hipocresías. Si el año de la Serpiente de Agua era el año de los misterios y secretos, a partir del 31 de Enero el Caballo empezará a levantar y sacurir las alfombras, además de abrir los armarios y las ventanas, con el fin de que entre aire nuevo y fresco. No hay nada oculto cuando hay algún Caballo cerca. A algunos animales del zodíaco chino, como la Rata o el Buey, no les gustan los Caballos porque les consideran demasiado impetuosos e irresponsables. Si el año de la Serpiente era para planificar y meditar, el año del Caballo será para ponerse en marcha y entrar en acción cuanto antes.


El Año del Caballo de Madera (o Verde) se caracteriza por la energía yang, que es una energía de gran potencia. La tierra va a encontrarse bajo la protección de Mercurio y Venus, por lo tanto todos los signos del zodíaco van a verse influenciados por las energías más poderosas de ambos planetas. Cada habitante de la tierra, aparte de sus deseos o planes de acción, tendrá que tener muy en cuenta estas energías y también las influencias que van a tener sobre ellos.

(El horóscopo del Año del Caballo de Madera (o Verde) lo pondré el 31 de Enero del año 2.014)

María de Gracia

www.lecturatarot.com

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

Bibliografía:

www.chineseculture.com/chinesefestivals/

Cuadros de: http://arts.cultural-china.com/

Esta entrada fue publicada en Horóscopos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*
Por favor escribe la palabra que ves en la imagen.
Imagen Anti-spam